iPad Mini: análisis a fondo tras una semana de uso

  • En MundiPad os traemos uno de los análisis mas profundos que puedas encontrar en español del ultimo juguete presentado por Apple; el iPad mini.

Publicidad

En 2010, cuando presencie como Jobs presentaba el iPad original, vi en aquel dispositivo (que tantas criticas suscito y que incluso se llego a ganar el premio al fiasco del año) algo que me venía como anillo al dedo. Desde pequeño siempre había sido un amante de las pantallas táctiles y mas de una vez había deseado que mi iPod Touch tuviese algo más de pantalla y potencia, así que tras ver aquel precioso iPad con su pequeña barriga en la parte trasera me quede enamorado.

Aunque en cuanto pude fui a la tienda a probarlo, no fue hasta casi un año después (2 meses antes de la salida del iPad 2) cuando me hice con uno y por fin pude probarlo en la intimidad de mi hogar y desde aquel día, no volví a mirar con los mismos ojos ni a mi iPhone ni a mi Macbook Pro.

El concepto de un dispositivo con tanta batería, tan poco peso, la calidad del software del iPhone y la capacidad de entretenerte allí donde vayas sin eternas esperas para encenderse me acabo convenciendo a mi, y a otros tantos millones de personas, de que esa era Post-PC era el camino a seguir.

Presentación iPad Mini

Los años pasaron y cada vez eran más los sitios a los que llevaba mi iPad (animado también por la conexión 3G) y empecé a mirar con mejores ojos a los tablet de 7″ aunque seguía algo receloso pensando que no serian igual de eficientes en las tareas que hago con mi iPad de 9,7″ (leer feeds, bloguear, tomar apuntes, organizarme en mi día a día…). Lo mismo seguía pensando cuando el pasado 23 de octubre Apple presentó el iPad mini, pero aquí estoy, dos semanas después y tras manosear durante unos cuantos días el iPad mini totalmente asombrado con lo que algo tan pequeño es capaz de hacer y mirando con los mismos ojos con los que miraba a mi Macbook Pro a mi viejo Nuevo iPad (3º). Tras estos días publicamos una extensa review que complementa el análisis en vídeo que publicamos en Goponygo hace unos días.

Vídeo

Imagen de previsualización de YouTube

Hardware

iPad Mini 1

Antes de empezar a hablar sobre el iPad mini en sí, y pese a que hace unos días ya publicamos el unboxing, me gustaría hablar de la caja. Lo primero que llama la atención es su tamaño, es aproximadamente como un libro de grande (lo cual es irónico por la cantidad de libros que podemos guardar en el iPad mini). Dentro de ella nos encontraremos con el iPad, que asombra de lo ligero que es nada más cogerlo, el conector Lighthing, la correspondiente documentación y pegatinas de Apple y lo que más llama la atención, el cargador, que en esta ocasión no es el que viene con el iPad “Maxi” si no que es el que se incluye con los iPhone.

Después de abrir la caja y retirar el plástico la sensación que transmite es increíble, se nota que estamos ante un producto pensado para ser de la máxima calidad y no para venderlo al menor precio posible, lo que hace palpable que este iPad mini no es una versión barata del iPad normal si no un iPad en toda regla. Los detalles y la perfección de la construcción están llevados hasta el limite, como los bordes biselados heredados del iPhone 5 e iPod Touch (del cual el iPad mini ha heredado casi la totalidad del diseño) que dan un acabado moderno y minimalista mientras que a la hora del uso resultan muy cómodos.

iPad Mini 2

Como viene siendo habitual, nos encontramos con los clásicos 4 botones del iPad (Home, reposo y volumen) más la palanca para bloquear la rotación de la pantalla que no resaltan al ser del mismo color que el cuerpo pero que tienen un buen tacto al ser de aluminio. En la parte inferior nos encontramos con el conector Lighthing (que llama la atención por su reducido tamaño) y los altavoces, que pese a tener una buena calidad de sonido se tapan con facilidad si vemos un vídeo o usamos el tablet de forma horizontal.

Se ha comentado que el modelo de color negro (al igual que el iPhone 5) tiene tendencia a rayarse y marcarse, el que he probado (intensamente además) sigue igual de impoluto que el primer día por lo que el truco está en cuidar bien las cosas. Aun así el modelo negro tiene la pequeña pega de que si tenemos unas manos sudorosas o no del todo limpias suele ir “coleccionando” huellas, aunque se pueden limpiar con facilidad del mismo modo que limpiaríamos la pantalla delantera.  Pese a eso, personalmente me ha gustado mucho el acabado mate en negro y el tacto que tiene.

iPad Mini 3

Si me preguntaran cual de todas las características del iPad mini me ha gustado más y me ha llamado más la atención no dudaría en decir que su tamaño y peso.  En un inicio, y sobretodo si eres un usuario del iPad convencional, la sensación de ligereza es muy notoria y ésta se va ampliando según lo vas usando y usando.  Si bien con el iPad con el paso del tiempo lo acabas apoyando en algún lugar por el peso de este en el mini no pasa y todavía no he llegado a apoyarlo en ningún sitio por cansancio.

En tamaño el mini viene a ser al iPad lo que es un Hobbit a un hombre, y como se demostró en El Señor de los Anillos, más pequeño no quiere decir peor puesto que contamos con todas las ventajas del modelo de 9,7″ en una porción más pequeña. Una porción que cualquier persona (incluso alguien con manos muy pequeñas como yo) es capaz de sujetar con una mano y que entra en cualquier lugar, también en los bolsillos interiores de la mayoría de chaquetas y cazadoras. Lo cual seguramente animara a muchos a sacar su iPad del salón y llevarlo consigo vayan donde vayan.

iPad Mini 4

Este peso pluma y tamaño reducido en comparación con sus hermanos mayores lo convierten en un dispositivo perfecto para leer cómodamente nuestros blogs favoritos o la saga de Canción de hielo y fuego (algo que se acaba agradeciendo).

Si nos fijamos en el hardware interno (y un poco en el aspecto exterior) fácilmente podríamos llegar a la conclusión de que este iPad mini no es más que un iPod Touch (5º) con 3,9″ más (el tablet tiene 7,9″ frente a las 4″ del iPod). Y es que su corazón es muy similar por no decir el mismo (aunque el software es diferente). Aunque teniendo en cuenta el precio de ambos me decantaría sin dudarlo por el iPad al ser más versátil.

El mini cuenta con un procesador A5 a 1ghz de potencia similar al que se incluye en el iPad 2 pero modificado para que reduzca su consumo y aumente la vida de la batería. También cuenta con 512mbs de RAM lo cual le hace tener un resultado de 753 en el test de potencia de GeekBench, lo que lo deja muy cerca del iPad de 3ª generación (756). La potencia no solo es similar en los números si no que también lo es en la practica, siendo muy difícil decidir cual de los dos es más rápido. El hecho de no contar con pantalla retina sin duda alguna ayuda mucho a que vaya tan fluido.

Y hablando de pantallas el dispositivo cuenta con una de 7,9″ en diagonal con la misma proporción que los modelos anteriores y la resolución con la que contaba el modelo original (por desgracia no hay retina), aunque el hecho de que los píxeles estén mas concentrados hace que se vea muy bien. Aun así, para los que cuenten con un iPad o Mac retina es un paso atrás.  De echo si lo comparamos con la resolución del ultimo smartphone de Apple veremos como son cifras similares.

iPad Mini 5

Por lo tanto estamos hablando de una pantalla que no es FullHD y que por mucho contenido en esa calidad que le introduzcamos solo nos lo mostrara en HD 720p, así que si eres un amante del FullHD y quieres disfrutar de esa calidad en tu iPad o aceptas este re-escalado o puedes ir en busca de la pantalla retina del iPad o esperar a que en futuras revisiones del mini se añada.

En cuanto a la calidad de la pantalla en si, la representación de la escala de colores es muy buena y los reflejos se han reducido de forma considerable. Aunque todavía no se acercan a las cifras de reflejo que nos podría ofrecer una pantalla de tinta electrónica es una gran mejora dado que nos permite ver la pantalla en condiciones si nos encontramos bajo la luz solar. Lo que sigue igual, y sinceramente espero se arregle algún día en todas las pantallas táctiles, son las marcas que dejan los dedos en la pantalla lo cual hace que el paño de microfibra tenga que ir de la mano con el iPad si no queremos tener la pantalla sucia.

Para terminar de hablar de la pantalla, me gustaría hablar de uno de los detalles que más me ha gustado; el marco reducido que rodea a ésta. Si con el iPad original muchos se sorprendieron por el marco tan ancho y se justifico el tamaño de este como un espacio para reposar los dedos, en el mini se ha optado por otra solución, que aparte de funcionar a la perfección, hace que en el uso diario sea mucho mas agradable. El marco se ha reducido de forma considerable y se ha modificado el software del iPad para que note si el dedo que toca cerca del marco esta apoyado descansando o sujetando el iPad o si esta haciendo un tap.

iPad Mini 6

En la autonomía, el iPad mini ha dado un tremendo paso adelante si lo comparamos con lo visto hasta ahora. Durante este tiempo he logrado de media sacar unas 12h de uso en el iPad y unas 20 en reposo, o lo que es lo mismo, casi dos días de uso intensivo sin tener que preocuparme por buscar un enchufe.

Sin embargo, ha habido un pequeño detalle que no me ha gustado mucho, y es que el iPad mini no se deja cargar si lo enchufamos a la pared usando el cargador del iPad de toda la vida, mientras que los iPhone e iPod que he probado si lo hacían. Aunque si que admite cargarlo con el USB del ordenador.

En general, y hablando solo en términos de hardware, la mayor ventaja que nos ofrece el hermano pequeño sobre el mayor es la ligereza y movilidad que añade a un concepto ya de por si portátil. De esta forma aquellos que necesiten ir con su iPad las 24h (como un servidor) agradecerán esa portabilidad extra pese a tener que sacrificar cosas como la pantalla retina o un par de pulgadas.

Usabilidad

iPad Mini 7

Después de analizar a fondo todos los aspectos físicos de este mini tablet tenemos que dejar a un lado lo material para centrarnos en su esencia y en su alma. Por que pese a lo que pueda parecer en un primer momento no pierde nada de la usabilidad de su hermano mayor, esto se debe a que pese a ser más pequeño, continua (y mejora) con la idea original que lleva asombrando al mundo casi 3 años.

El sistema operativo es el mismo y corre las mismas aplicaciones, algunas como Instapaper o Reeder incluso parecen haber nacido para las 7,9″. En la practica acaba siendo de lo más practico como un cuaderno de notas o bocetos  incluso es una gran consola portátil capaz de plantar cara a la PsVita y 3DS.

Algo que sí se ha mejorado y empeorado al mismo tiempo con esta reducción es el teclado. Si lo usamos en formato vertical como un iPhone es mucho mas comido al estar nuestras manos mas juntas, pero sin embargo al usarlo en horizontal como usaríamos un teclado tradicional es muy fácil fallar, (esto se debe a que el teclado horizontal del iPad mini es solo algo más ancho que el teclado vertical del iPad “maxi”) por lo que si tienes pensado escribir mucho será mejor usar un teclado Bluetooth.

Si antes comentaba que hay algunas apps han nacido para ser usadas en el iPad mini en general la mayoría de ellas siguen siendo cómodas de utilizar pese a verse compactada su superficie. En mi uso diario del iPad en el que suelo tomar apuntes en la universidad, llevar al día mis tareas y clases, consumir material multimedia, apuntar en Evernote todo lo que pasa por mi mente y escribir no me he visto limitado en ningún momento.

iPad Mini 8

En términos generales (y al igual que he hecho cuando he analizado la parte del hardware) la usabilidad y software de este iPad mini pueden aportar diferentes cosas a los usuarios del iPad “maxi”. Por ejemplo aquellos que lo usen como agenda personal o como cuaderno de notas, incluso los que lo utilicen para leer, encontraran en este software concentrado la intercesión de la potabilidad de un iPhone y la potencia de un iPad.

No obstante, para comparar el tamaño y peso con otros iPad os remitimos a este vídeo:

Imagen de previsualización de YouTube

Conclusiones

A la primera conclusión que me gustaría llegar después este profundo análisis es a saber si realmente merece la pena, tanto para Apple ponerlo en el mercado como a los consumidores comprarlo. Y mi respuesta es que por supuesto. Esta claro que aquel que tenga ya un iPad no tiene sentido para el hacerse con un iPad mini, pero sin embargo y al igual que ocurre con los Mac, el hecho de contar con distintos tamaños de pantalla hace que se adapte a cada usuario con mayor exactitud. Y personalmente me ha parecido el mayor salto en la gama iPad desde el iPad original y me ha hecho replantearme cuando renueve que modelo elegir, al igual que a muchos “Geek’s“.

iPad Mini conclusiones

En lo que también llega a merecer mucho la pena es en la calidad/precio. Por apenas 30€ más de lo que nos costaría un iPod Touch (4º) nos encontramos con un dispositivo capaz de sustituir a un ordenador en el uso básico lo cual hace que personas que quizás se sentían alejadas del iPad por su precio puedan hacerse con uno y abrazar de lleno la era Post-PC.

Aunque no he tenido la oportunidad de probar a fondo un Nexus como sí han hecho los compañeros de FAQsAndroid, si lo he podido manosear y probar por encima lo suficiente como para asegurar que pese a esos 130€ de diferencia 10 de cada 10 veces me seguiría decantando por el iPad, no solo por el ecosistema, si no por la calidad de materiales y del software. Para aquellos que duden si comprarse el modelo WiFi o esperar por el 3G les recomiendo lo segundo puesto que al ser tan portable el poder estar siempre conectado es un gran avance.

Pese a que en términos generales estoy bastante satisfecho con el dispositivo he de mencionar que he encontrado algunas carencias; como la falta de una pantalla retina, USB 3.0 o la misma cantidad de RAM que el iPad 3 (1gb) que espero se añadan en futuras actualizaciones, para un uso normal que se podría esperar de un iPad esta muy bien preparado.

Por lo tanto, y para finalizar, me gustaría volver a resaltar que mi opinión sobre este producto (que es a la gama del iPad lo que supuso el Macbook Air a la gama de portátiles) es muy positiva y de hecho (y pese a hacer un uso intensivo) me estoy llegando a plantear seriamente que mi próximo iPad sea algo mas pequeño que el que tengo ahora.

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR



Asier G.

Estudiante de Periodismo en la universidad del País Vasco. Apasionado de la fotografia y enamorado de la tecnología. Aunque he ganado varios premios de fotografia prefiero la palabra. Mi verdadera pasión es el mundo geek, soy un fan confeso de Star Wars y Lego.

8 Respuestas

  1. Pedro dice:

    Excepcional analisis, profundo, detallado y muy dinamico.
    Gran trabajo, enhorabuena.
    Pedro

  2. Patricia dice:

    La verdad es que a mi me sigue sin convencer, como usuaria de un iPad normal, un iPad mini se me quedaría corto de tamaño para mi día a día. Por otro lado que no existan en formato retina no me acaba de convencer, para leer o trabajar teniendo en cuenta que desde el móvil hasta los ordenadores cuentan ya con esta tecnología no se porque no se ha llevado al iPad mini.
    Por lo demás he de decir que el iPad mini tal y como comentas puede ser muy útil para ciertos usuarios y es algo que hasta ahora no me había planteado, llegando a ver el iPad mini como un iPad más barato al contrario de la opinión que me he llevado al acabar de leer este fantástico artículo.

  3. inma dice:

    Me gusta mas que su hermano mayor el iPad normal,es mas manejable

  4. Esther dice:

    Me parece un articulo estupendo, me ha aclarado todas las dudas que tenía respecto al Ipad-mini, y cuento los pocos días que quedan para que caiga en mis manos…muchisimas gracias por toda la información tan valiosa.

  5. ik3r dice:

    Cada dia estoy mas contento con el iPad mini. Se me hace muy muy comodo comparandolo con el iPad de 10 pulgadas. Estoy deseando de cogerlo y tenerlo entre las manos… Desde que lo tengo, el iPad normal ni lo toco. Una gozada de dispositivo!

    Buen articulo!!

  6. jaipur dice:

    a mis 57 años y abducido por mi hijo en el mundo appel tengo un ipad mini 3g fantastico lo llevo a todas partes y forma parte de mi persona creo que mas que con mi iphon, con respecto a la pantalla retina no la hecho mucho de menos es mi aparatito appel preferido y eso que tengo un ipod y un imac de 27 ultima generacion, tyuve algun tuiempo el ipad con pantalla retina de mi hijo y aunque sea mayor es menos practico me quedo con mi mini aunque tenga que ponerme mis lentes

  7. Jesús dice:

    Muy interesante articulo. Yo tengo un iPad 2 desde hace medio año, aunque tambien tengo un iPod, y cada vez soy mas fiel a Apple de manera que estoy abandonando cada vez mas a Microsoft. Lo que mas me gusta de mi iPad 2 es la autonomía y el tamaño de pantalla, pero veo que el nuevo iPad mini, aun tiene mayor autonomía que el propio iPad 2, lo cual me congratula mucho. Tambien me alegra mucho del iPad mini, su potabilidad, ya que el iPad 2 es un poco grande para llevar siempre a todas partes (como hago con el iPod).

    De nuevo, muy agradecido por este magnifico articulo, y el análisis de iPad mini, (que para mi), es un magnifico equipo, al igual que todo lo apple de lo que cada vez estoy mas enamorado.

    • Asier G. dice:

      Me alegra oír que te ha gustado :) Seguramente tanto el iPad 2 como el iPod te duren muchísimo tiempo (pese a que salgan nuevos modelos siguen siendo grandes equipos) pero si ves en el iPad mini la potencia del iPad “tradicional” y la portabilidad de un iPod no dudaría en cambiar ambos por un Mini, que como comento en el análisis es una maravilla tecnológica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>