Convertir o no vídeos para el iPad, esa es la cuestión

  • Conversión de vídeos si o conversión de vídeos no? Si no te decides quizás la experiencia de uno de nuestros redactores os ayude a decidir que hacer.

Publicidad

Quién haya usado alguna vez algún dispositivo móvil de Apple (sobretodo los usuarios más avanzados) se habrá encontrado más de una vez en el dilema personal de decidir como va a añadir series y películas a su iPad, iPhone, iPod o Apple Tv. Unos argumentaran que lo mejor es convertir, otros sin embargo, prefieren buscar algún programa que reproduzca otros formatos diferentes a los nativos.

Viendo que este tema parece que nunca pasa a segundo plano y que muchos siguen dudando sobre que decidir, en este post os voy a explicar mis experiencias en ambos mundos, así como también compartiré por que lado me he decantado.

La primera prueba

La primera prueba

La primera vez que tuve necesidad de convertir fue en 2010, cuando me compré un iPod Touch (4º) de 64gbs (caballo grande ande o no ande). Viendo la cantidad ingente de espacio que tenía decidí meter todo el material multimedia que pudiese. Por aquel entonces no tenía un iPad por lo que mi entretenimiento digital se movía entre un portátil y ese iPod. Música aparte lo que más me interesaba era la posibilidad de llevar encima algunas series y películas.

Viendo la necesidad y tras oír hablar de la conversión (por aquella época salió el Apple TV 2 y se puso muy de moda) mi decisión fue la de convertir. Tras un par de capítulos de Como Conocí a Vuestra Madre y otro par de películas la cosa empezó a desmoronarse. El software que probé (uno gratuito cuyo nombre no recuerdo), junto con el espacio limitado que tenía en el disco duro (250gbs) y escasa la potencia de mi Macbook Pro de 13″ hizo que aquel sistema no tuviese ningún futuro.

El programa fallaba en el hecho de que al elegir un formato al que convertir no tenía en cuenta la proporción del video original con el que estaba trabajando. De esta manera aun teniendo un video de 16:9 o 4:3 o cine siempre exportaba ese video con la proporción de la pantalla del iPod Touch (que era lo que yo seleccionaba) haciendo así que muchas películas apareciesen con figuras o muy gordas o muy delgadas al estar distorsionadas. Y en cuanto al problema del hardware, la cosa se hacía eterna tardando hasta 4 veces la duración del vídeo. Visto (y sufrido) el panorama de la conversión que experimente decidí optar por la solución más básica: El no convertir y ver directamente los vídeos en el ordenador en vez de en el iPod.

Vuelta al Streaming y el portátil

Vuelta al Streaming y el portátil

Paso el tiempo y con la ayuda de Megaupload aquel sistema funciono a la perfección teniendo en cuenta el visionado esporádico que hacía. Aunque empezó a fallar, cuando empece a ver más series y de forma más continua. El problema se fue acentuando en enero de 2011 cuando me compre mi primer iPad ademas de un disco duro de 1tb. Y es que me resultaba mucho más cómodo ver esas cosas en el iPad que en el ordenador (apenas se llevan 3″ de diferencia). Puesto que el flash no se llevaba muy bien con el iPad el visionado en Streaming de Megavideo no era una opción, esto sumado a los continuos rumores que surgían con la Ley Sinde y que quería aprovechar todo ese espacio libre, decidí ir descargando y almacenando todo en mi disco duro.

Siguiendo este sistema tuve que optar por una app que reconociese y reproduciese los formatos AVI y MKV (poco frecuentes por aquella época) en mi iPad. Entre las apps que elegí estaban VLC y AVplayer HD. En un principio opte por VLC hasta que por motivos de Copyright tuvo que abandonar el App Store y comenzó a fallar según aparecían nuevas versiones de iOS. Con AVplayer HD (la versión para iPad) la experiencia fue muy buena, pero era bastante común el olvidarme por que capitulo iba y se hacia algo pesado el tener que llevar manualmente la sincronización. Otra cosa que tampoco me agradaba mucho (aunque no le daba mucha importancia) era la presentación que hacía AVplayer HD de las series y películas (mostrándolas como simples lineas de texto como podéis ver en la imagen).

La segunda venida del salvador

La segunda venida del salvador

Me fui mosqueando poco a poco cuando me compre el Nuevo iPad (con pantalla retina) y la app hizo una pobre implementación de esta nueva característica. Visto el panorama y que tenía un Apple Tv en el salón muerto de risa decidí informarme (esta vez como Jobs manda) sobre la conversión, el Streaming (y sus diferentes formas) hacia el Apple TV y sobretodo si había alguna forma de añadir metadatos (resumen, carátula…) de una forma automatizada.

Casi de casualidad me encontré con que iFlicks se rebajó durante unas horas a 1,59€ y en menos que canta un gallo decidí lanzarme a los brazos de la conversión por segunda vez sin dudarlo. Y no me arrepiento. Solucionado el problema del espacio almacenando la biblioteca de iTunes en un disco externo y la potencia con un poco de paciencia y la ayuda de mi novia y su Macbook pro retina el único escollo quedaba en el software, e iFlicks ha sabido dar la talla. No es sólo que sepa mantenerme el ratio de la imagen, si no que ademas me añade todos los metadatos de forma automática.

Gracias a esto en apenas un par de semanas he logrado tener unas 49 películas en FullHD y unos 700 episodios (la mayoría en SD y alguno que otro en HD) convertidos, abarcando casi el 50% de mi biblioteca audiovisual. Con este ritmo en un mes tendré toda ella convertida y sólo tendré que ir convirtiendo las nuevas adquisiciones al ritmo que las consuma.

Ese es sin duda el mayor punto a favor de la conversión en el ecosistema Apple. Una vez tienes todo listo en iTunes, y desde ayer en iTunes 11 como comento mi compañero Victor, con un par de clics lo mismo tienes la ultima película de Tarantino reproduciendose en tu Tv como metes una temporada de Ladrón de guante blanco en tu iPad para verla mientras vas y vienes de la universidad. Y si queremos rizar más el rizo podemos automatizar la sincronización para que siempre tengamos los últimos episodios no vistos sin tener que preocuparnos de añadirlos (algo que odiaba hacer en AVplayer HD).

Otro punto a favor de este sistema frente al Streaming (legal o no) es la posibilidad de disfrutar sin esperas y sin depender de una conexión a internet de cualquier película o serie, lo cual es muy útil si estas de viaje o en un lugar con muy mala conexión.

Amando la conversión

Amando la conversión

Así se podría resumir a grandes rasgos mi experiencia y mis vivencias en este turbio mundo de la conversión de vídeos. Sin duda alguna es una experiencia de alguien que es un cinéfilo y que quiere mantener en su biblioteca todas sus películas y series favoritas por lo que no es algo aplicable a todos aquellos que vean y borren dado que el esfuerzo extra no merece la pena. Pero si que es algo muy recomendable para aquellos cineélilos y serie adictos que les encantaría tener una biblioteca enorme pero por temas de espacio y dinero no pueden tener tantos DVDs y BlueRay’s. Y aunque de momento, y hasta que Apple decida sacar un iTunes Match de series y películas, es necesario contar con un gran disco duro sin duda es la mejor forma de tener todo el material audiovisual bien organizado y disponible tengamos o no internet.

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR



Asier G.

Estudiante de Periodismo en la universidad del País Vasco. Apasionado de la fotografia y enamorado de la tecnología. Aunque he ganado varios premios de fotografia prefiero la palabra. Mi verdadera pasión es el mundo geek, soy un fan confeso de Star Wars y Lego.

1 Respuesta

  1. Salvador Arias dice:

    Ya hace bastante que existe ese programa, pero, SÓLO PARA MAC.

    Si te interesa hacerlo para las 2 plataformas, nada mejor que Handbrake.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>